Año y medio después de que se declarara la pandemia, persisten los sectores que aún no han conseguido levantar cabeza.  La hostelería en general ha recuperado en parte con la importante afluencia del turismo nacional, aunque de manera muy desigual según la zona geográfica.

El subsector de los eventos y congresos aun no puede arrancar, un colectivo que facturó en Galicia en el año previo a la Covi-19, más de 29 millones de euros y congregó a más de 400.000 personas durante 2019.  La pandemia ha obligado a suspender el 90% de los congresos previstos, según los datos de Galicia Mice, plataforma que coordina Ana Trevisani y que cuenta con 150 empresas de toda la cadena de valor del sector.

El amplio tejido empresarial vinculado a la gastronomía, aliado imprescindible del movimiento de viajeros que propician los congresos, ha podido recuperar a trancas y barrancas, según los caprichos del virus y con las condicionantes que suponen para muchos restaurantes las dimensiones de los locales. Quien iba a pensar que una terraza se convertiría en un bien tan preciado.

Desde hace ya años en la crème de la crème de la gastronomía en España a las mujeres chefs hay que buscarlas casi como una aguja en un pajar. La verdad es que resulta bien curioso porque cuando los cocineros de moda son entrevistados siempre dicen que son sus abuelas quienes les inspiraron y de ellas aprendieron las artes culinarias…

Desde sus fogones, chefs como Begoña Vázquez y Lucía Freitas afrontan el cambio que ha supuesto el virus. Aún está por ver si realmente volveremos a esa ansiada normalidad o si, por el contrario, ésta será una combinación de nuestras costumbres pre pandemia con las obligaciones de la era post Covid. En todo caso siempre existen dos formas de ver el momento:  la primera, regocijarnos en cuánto hemos perdido o la segunda: pensar que toda crisis trae consigo la posibilidad de crecer.

Todos estos cambios se podrán cuantificar y analizar para conseguir un diagnóstico de situación que permita tomar medidas en el sentido correcto, es decir, que aporten soluciones eficaces y rápidas para que la recuperación de todas estas actividades que forman parte de un circuito donde el crecimiento de una implica también el de la otra. A eso se dedica Isabel Neira, profesora de Economía de la USC, pero también emprendedora en el mundo hotelero.

Es necesario escuchar el análisis de estas mujeres, representantes de algunos de los sectores más golpeados por la pandemia. Muchas veces ellas no llegan a las mesas de negociación o a los foros de debate donde se crean liderazgos de opinión. Desde Executivas intentamos suplir ese déficit. Les invito a escuchar sus planteamientos y reflexiones en el próximo Meet UP Referentes Galegas, un foro de reflexión de líderes y referentes sectoriales. Conocer su opinión es imprescindible para que la sociedad gallega crezca de manera equilibrada, coherente y consensuada.

Foto: @Luis_Cobas