El proyecto impulsado por Women in a Legal World y por 50&50 GL, cuenta con el apoyo de numerosas entidades empresariales y grandes compañías.

Executivas de Galicia se suma a la declaración Teletrabajo & Innovación impulsada por las entidades Women in a Legal World y 50&50GL. Está enmarcada dentro de la iniciativa 12 compromisos + 12 causas para la era post-covid para impulsar el trabajo desde casa, promoviendo una nueva cultura empresarial.
La finalidad de manifiesto es poner el debate sobre la mesa para potenciar el teletrabajo equilibrado, responsable y que desarrolle la corresponsabilidad real, y al que ya se han sumado importantes entidades como la CEOE, Cámaras de Comercio, Esade, Banco Santander, asociaciones de empresarias y las principales consultoras que trabajan en España.

12 compromisos + 12 Causas
La declaración se estructura en las siguientes partes:
1. Cultura empresarial
La declaración promueve una cultura empresarial que combine trabajo presencial y a distancia de manera flexible, siempre que la naturaleza y objeto de la relación laboral lo permitan y de conformidad con la normativa.

2. Digitalización.
El manifiesto reclama el impulso de la digitalización, tanto en el sector público como en el privado con el fin de promover la transformación organizativa y el teletrabajo. Además, pone el acento en la mejora de los sistemas de conectividad, que representan un papel fundamental en la flexibilidad y en la eficiencia de los sistemas.

3. Desconexión digital.
La tecnología debe estar al servicio de las personas. Esto significa garantizar el derecho a la desconexión digital para preservar la salud de las personas, fomentar la corresponsabilidad e impulsar la productividad empresarial. Por eso, aboga por la sensibilización del personal sobre un uso razonable de la tecnología, que evite el riesgo de fatiga informática.

4. Entorno colaborativo.
Generar un entorno colaborativo y promover la comunicación entre directivos, trabajadores y los distintos equipos es fundamental tanto en entornos presenciales como a distancia. A través de las videoconferencias o llamadas telefónicas se evita el aislamiento social, se generan sentimientos de equipo y pertenencia, se impulsa la creatividad para que el teletrabajo genere eficiencia y aumenta el compromiso.

5. Marcar objetivos.
La nueva realidad laboral se encamina a dirigir y evaluar por objetivos el rendimiento de los empleados sobre la base de criterios de eficiencia y para mejorar la productividad.

6. Liderazgo.
Los equipos directivos deben liderar con seguridad y cercanía para implantar nuevas metodologías de trabajo ágiles y equipos diversos y de alto rendimiento.

7. Salud y seguridad.
Asegurar la salud y seguridad de los trabajadores cuando trabajen a distancia implica facilitar medios, tecnología y plataformas necesarios para desempeñar su labor en condiciones adecuadas. Además, se deben evaluar los riesgos psicosociales ligados al teletrabajo.

8. Tecnología.
Formar en competencias tecnológicas y garantizar la asistencia en remoto elimina las desigualdades entre trabajadores por razón de edad o condición.

9. Buenas prácticas.
Es necesario desarrollar políticas internas y un plan de acción que conozcan los empleados e incluya el trabajo desde casa y su combinación con el empleo flexible.

10. Establecer métricas
El teletrabajo impone un deber de responsabilidad para el trabajador por lo que establecer métricas es muy positivo para evaluar el grado de implantación de las medidas adoptadas, su eficiencia, el impacto para su salud física y mental y su motivación.

11. Confidencialidad
Garantizar la confidencialidad de los datos e información generados en el marco del teletrabajo es fundamental. Además, el trabajador debe asumir obligaciones propias de este modelo.

12. Sostenibilidad
Adoptar el trabajo en remoto es una oportunidad para que las empresas reduzcan su huella de carbono al eliminar desplazamientos a la oficina e implantar una movilidad verde.