Sandra Amézaga nominada a las Top 100

Para Executivas de Galicia es un orgullo que nuestra socia, Sandra Amézaga, esté nominada a las Top 100, el grupo de las mujeres más influyentes del país en los distintos ámbitos de la vida económica, política, empresarial, social y cultural. Es un reconocimiento a todas nosotras . Es, además, un gesto de justicia a las mujeres del mundo del mar. Un sector donde la mujer tiene un papel fundamental pero que, aún hoy, permanece en la sombra.

¿Por qué resultan necesarias este tipo de iniciativas, las mujeres no brillan lo suficiente?

Las mujeres brillan suficientemente, el problema es que el brillo suele ser tapado o ignorado. Una de las disculpas más utilizadas para la ausencia de mujeres en puestos directivos o de visibilidad es la falta de mujeres dispuestas a asumir estas funciones. Lo mismo ocurre con el arte o la ciencia.

¿Es una impresión subjetiva o hay pocas gallegas en estas listas, pocas nominadas y, por tanto pocas elegidas?

A mí también me ha parecido que hay muy pocas gallegas. Supongo que tiene que ver con varios factores: que sea una iniciativa originada en Madrid, la lejanía de Galicia, su tradicional aislamiento y el  carácter reservado propio de los gallegos.

 ¿Por qué te has decidido a dar el paso?

En parte está relacionado con las preguntas anteriores. Sigo la evolución de Las Top 100 desde sus inicios y veía cómo Galicia se quedaba, una vez  más, al margen. El desconocimiento general que existe del mundo de la pesca y de sus mujeres también ha sido un factor determinante en mi decisión. Además, hay un fuerte componente de compromiso personal por la igualdad. Necesitamos nuevos referentes en todos los sectores, mostrar, en especial a las más jóvenes, que no hay un solo modelo de mujer. Por edad y trayectoria personal y profesional, considero que tengo algo que aportar a la sociedad, al sector pesquero y a las mujeres. No se puede reclamar visibilidad y no pedirla de manera activa.

 En las diferentes categorías de este top no solemos encontrar mujeres del sector primario, ¿por qué?

El principal problema es el desconocimiento de estas realidades por parte de los organizadores de estos premios. El sector primario es un mundo principalmente rural y alejado de las grandes ciudades y del foco de atención  de los medios de comunicación. Las noticias que pueden generar solo son recogidas por prensa local o por publicaciones especializadas. En el caso de la pesca, que es el que conozco, las mujeres no han tomado conciencia de la necesidad de visibilidad. A esto hay que sumarle el temor a la penalización social por una excesiva exposición y a un sentimiento, infundado, de no tener nada que ofrecer.

 ¿Crees que el mundo del mar está falto de visibilidad?

Absolutamente. Incluso en ciudades vinculadas al mar como es Vigo, no se conoce en profundidad el sector pesquero, especialmente la pesca artesanal. Una pena, porque es un mundo fascinante y de una gran riqueza humana. Cuando lo conoces, te enamora.

¿Y qué papel juega la mujer en el mundo de la pesca?

Si hablamos de la pesca artesanal, la mayoría del marisqueo  a pie lo realizan mujeres y suponen la mitad de los socios de las 63 cofradías de pescadores de Galicia. Llama la atención que con estas cifras solo haya 13 patronas mayores. En la industria conservera  el personal de planta es mayoritariamente femenino pero los puestos de dirección son ocupados por hombres. De nuevo, nos encontramos con un sector en el que las mujeres no tienen el reconocimiento púbico que deberían tener por su propio peso en el mismo.

¿Podríamos hablar en Galicia de un Top 100?

Desde mi punto de vista, sería deseable. Un Top 100 gallego permitiría reflejar mejor la estructura social y económica de Galicia y daría voz a muchas mujeres que están jugando un papel determinante desde el anonimato. Creo que muchos se sorprenderían si conocieran la evolución de la mujer en esta zona y sus aportaciones.

Formas parte de Executivas desde sus inicios. ¿En qué medida la participación en una asociación como esta es necesaria para conseguir mayores niveles de igualdad?

Es muy difícil hacerse oír de manera individual. Necesitamos un cambio de valores y eso solo se va a conseguir con acciones continuas que generen reflexión. Executivas de Galicia, al igual que otras asociaciones parecidas, permite aglutinar experiencias, visiones y talento de mujeres de distinta procedencia y ámbitos en torno a un objetivo común. Podríamos reunirnos 4 amigas y hablar sobre igualdad, pero no se trata de eso. Se trata de opinar, construir y participar en los procesos sociales, económicos y políticos.

¿Crees que estamos en un buen momento para la igualdad entre los sexos?

Es innegable que ha habido importantes avances. Lo que no podemos hacer ahora es relajarnos y rendirnos al espejismo de la plena igualdad. Hay que ser conscientes de la situación y adoptar una postura activa. Soy optimista y veo posibilidades en las más jóvenes. Entiéndase que me refiero exclusivamente a las sociedades occidentales. Con esto no me olvido de las mujeres que viven en circunstancias dramáticas en cualquier punto del planeta.

¿Cuáles serían las tareas pendientes más urgentes?

La lista es larga. Si atendemos a los síntomas y consecuencias de la desigualdad situaría en un primer plano el fin de la violencia machista, por su gravedad. Otras cuestiones a abordar serían la independencia económica, el acceso a la educación o la eliminación de la brecha salarial. Si hablamos de atacar las causas, el éxito perdurable en todos estos procesos pasa por un cambio de mentalidad y la eliminación de estereotipos vinculados al género. Aquí es donde está el verdadero caballo de batalla.

sandra

Deja una respuesta

ASOC. EXECUTIVAS DE GALICIA trata sus datos con el fin de gestionar los comentarios publicados en la página web, basándose en el consentimiento del interesado. Usted puede ejercer sus derechos en cualquier momento, solicitándolo en Calle MANUEL BEIRAS, N.3, 15706 - SANTIAGO DE COMPOSTELA (A CORUÑA). Consulte la información adicional y detallada en Protección de datos. No publicaremos su dirección de email. Los campos requeridos están marcados con un *.

*