Carmen Iglesias, directora de EnergyLab: la excepción que confirma la regla.

Se considera ciudadana del mundo. Ha vivido en Barcelona, en Madrid, en Munich o en Ginebra y lleva en su  maleta un Doctorado Europeo en Física de Partículas. Y cuando le preguntamos por sus centros de interés la respuesta no deja lugar a dudas. Carmen es una mujer de ciencias.

“A lo largo de mi trayectoria profesional investigadora he tenido la fortuna de poder trabajar en los principales centros de investigación tanto españoles como europeos del campo de la Física de Partículas: CIEMAT en Madrid, IFAE en Barcelona, IFIC en Valencia, colaborando con el CERN en Ginebra, Max-Plank de Munich y Clermont-Ferrand en Francia.

Después derivé mi carrera más hacia la gestión de la I+D+i, buscando una aplicabilidad de la investigación básica para cubrir las necesidades de las empresas y de la sociedad en general, lo que se llama: “investigación aplicada”.

Finalmente, ahora centro todas mis energías en la temática que más me gusta, al desarrollar proyectos de eficiencia energética y sostenibilidad medioambiental en EnergyLab, ya que soy una autentica convencida de aquel proverbio hindú que dice que “el planeta no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos”, y debemos tratar de dejarselo en las mejores condiciones posibles”.

Te acabas de sumar al proyecto de Executivas, ¿cuál es tu motivación, qué esperas y qué puedes aportar?

Creo que aun queda mucho por luchar en el campo de la equiparación laboral entre hombres y mujeres. No debemos conformarnos con tener derecho a poder trabajar, sino que debemos hacer lo necesario para que las mujeres también ocupen puestos de responsabilidad y que haya una mayor visibilidad y reconocimiento del trabajo realizado por las mujeres. Como no podemos esperar a que los demás hablen de nosotras, debemos cambiar las inercias y hacerlo nosotras mismas, ir sembrando…hay que romper el llamado “techo de cristal” y para eso es fundamental iniciativas como Executivas o SUMAMOS Red de Mujeres con la que también colaboro.

Directora de un centro tecnológico, estás en un mundo mayoritariamente masculino, o no ?

Pues si, la tecnología es mayoritariamente masculina, puesto que las carreras técnicas y las ingenierías fueron cursadas históricamente por hombres. Sin embargo, esta tendencia esta cambiando y cada vez hay más mujeres ingenieras o físicas. Lo que es aun un “coto cerrado” son los puestos directivos en este ámbito. La mayoría de los directores generales de centros tecnológicos son hombres.

No obstante EnergyLab es un centro tecnológico totalmente paritario, con 50% de hombre y mujeres tanto en los puestos técnicos como en los manodos intermedios. Quizá sea porque somos todos jóvenes y ya traemos otra mentalidad: hay flexibilidad en el horario, varias reducciones por maternidad, los grupos de trabajo son siempre mixtos, hay buen ambiente laboral y se valora a la gente por sus resultados no por su genero.

¿En algún momento tu condición femenina ha condicionado te carrera profesional?

En mi faceta como investigadora he trabajado en campos muy específicos y eminentemente a nivel europeo y americano, donde hay mayor igualdad laboral, por lo que los puestos en los que he estado nunca me ha perjudicado ser mujer. Para el caso particular de España, en alguna ocasión, si hubiera podido tener algún otro puesto superior y no lo tuve o el trabajo realizado no tuvo la visibilidad adecuada.

¿Ser madre supone un sacrificio?

Aquí si que creo que hay un claro perjuicio para las mujeres. No me he sentido limitada profesionalmente por el hecho de ser mujer, pero si por el hecho de ser madre. Ser madre te supone unas nuevas obligaciones que los largos horarios españoles hacen muy difícil de llevar a cabo. Y conforme asciendes en el escalafón los horarios se amplían aun más, las responsabilidades se multiplican y te hacen sentirte en la obligación de “elegir” y eso no es justo para las mujeres. Por eso hay tan pocas mujeres directivas en España, porque no quieres renunciar a ninguna de tus dos facetas: directiva y madre, y el modelo actual machista hace que si quieres tener un puesto directivo debas asumir un gran sobre-esfuerzo. Alguna vez llegué a plantearme escribir un blog sobre mis malabarismos de agenda y experiencias varias que tuve ese periodo… pero claro, no tenía tiempo para escribirlo!

Diriges a un equipo. ¿Cual es tu experiencia como directiva, tenemos las mujeres más dificultades para dirigir? ¿Sientes que has tenido que demostrar más?

Creo que las mujeres tenemos cualidades innatas para dirigir que no han sido suficientemente valoradas hasta ahora. Asi mismo el modo de liderazgo femenino, màs flexible y maternal, va mas en la linea de los tiempos modernos de sacar lo mejor de las personas, hacerles creer en si mismos, dejarles crecer como profesionales dándoles apoyo …Siempre me he sentido respetada por mi equipo, aunque quizá si que sienta que debo justificar mis capacidades frente a otros directivos, no tanto por no tener suficiente capacidad técnica sino por haberla adquirido a pesar de ser mujer, madre y encima joven, lo que conlleva aun más suspicacias.

¿Cuáles son tu juicio las tres principales trabas para el desarrollo profesional de las mujeres hoy por hoy?

Las trabas son conocidas, debemos centrarnos en como solucionarlas:

  1. La propia contratación a mujeres, limitada por el miedo a las futuras bajas por maternidad, que podria tratar de paliarse con alguna medida de desgrabación fiscal o reducción en las cuotas de la Seg social para incentivar la contratacion femenina, o implantando por fin una baja de maternidad y paternidad equiparable.
  2. El acceso a puestos directivos, que podria impulsarse con medidas de discriminación positiva, al menos en los sectores mas reaccios.
  3. Las largas jornadas laborales que complican la conciliación familiar. Como ya dije son necesarias medidas de flexibilización y/o concentración de los horarios.

1 Comment
  • Me ha encantado. Dice verdades como puños. Lo de la contratación femenina yo lo solucionaría equiparando derechos y obligaciones de los padres, o sea, que la baja fuera igual y obligatoria para ambos. No me gustan las subvenciones porque siempre acaban perjudicando a algún grupo. Equiparar la baja por tener hijos me parece más viable.

Deja una respuesta

ASOC. EXECUTIVAS DE GALICIA trata sus datos con el fin de gestionar los comentarios publicados en la página web, basándose en el consentimiento del interesado. Usted puede ejercer sus derechos en cualquier momento, solicitándolo en Calle MANUEL BEIRAS, N.3, 15706 - SANTIAGO DE COMPOSTELA (A CORUÑA). Consulte la información adicional y detallada en Protección de datos. No publicaremos su dirección de email. Los campos requeridos están marcados con un *.

*